Saltear al contenido principal

Las carreras de Flat Track tienen sus raíces en Estados Unidos a principios del siglo XX. Está considerada como la disciplina de carreras de motos en circuito más antigua y se las conoce comúnmente como carreras de Dirt Track.

Los comienzos

Su historia comienza con pistas de carreras en la década de 1900. Originalmente, las primeras motocicletas fueron utilizadas para tirar de bicicletas en pistas de madera con peraltes de 45º, aunque estas bicicletas pronto fueron eliminadas.

Las motocicletas rápidamente empezaron a ser más potentes y veloces. Las pistas de madera se convirtieron en escenarios muy peligrosos para pilotos y espectadores, con múltiples y frecuentes accidentes, eran conocidos como “los velódromos de la muerte”.

Velódromo De La Muerte

Velódromo de la muerte

En los comienzos los accidentes graves eran muy frecuentes

Como resultado, los promotores de las carreras comenzaron a construir pistas ovales con tierra compactada y las carreras de FT rápidamente se convirtieron en un éxito entre el público norteamericano.

El dominio de Harley Davidson

A principios de 1920, Harley-Davidson había establecido su dominio en las pistas de tierra y de madera. El mejor piloto de aquellos primeros años fue “Smokin” Joe Petrali, que ganó todas las carreras del Nacional Dirt Track Championship en 1935, y también el primero de la historia en ganar todas las carreras para una marca de motocicletas. De este modo logró cinco títulos consecutivos del campeonato nacional 1932-1936 para Harley Davidson.

"Smokin" Joe Petrali

"Smokin" Joe Petrali

Fue el gran dominador del Flat Track durante los primeros años

La II Guerra Mundial

En pleno apogeo de las carreras de FT llegó la gran depresión. Poco después, la Segunda Guerra Mundial estalló, lo que provocó que empresas como Harley-Davidson cambiaran sus políticas de producción. No fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando el DT evolucionó hacia su actual estructura moderna.

La era moderna

Las carreras de FT, tal y como hoy las conocemos, comenzaron a mediados de 1950, cuando la AMA entró y se estableció el primer campeonato de la organización. Durante los siguientes treinta años, las carreras de FT se convirtieron en la competición motociclista más popular de las carreras en Estados Unidos.

En 1954 se adoptó el sistema de competición del Grand National Championship, que consistía en 20 pruebas divididas en varios tipos de carreras: para llegar a ser el campeón, había que competir en pruebas de short track (1/4 de milla), half mile (1/2 milla), mile (1 milla), TT (circuito con curvas y un salto) y road racing (circuito de asfalto).

El Boom

En 1971, este deporte vio aumentar aún más su popularidad cuando se estrenó el documental sobre las carreras de motos de Bruce Brown “On Any Sunday” en las pantallas de cine de todo el país. Las carreras de FT explotaron aún más Cuando R. J. Reynolds y Honda invirtieron muchísimo dinero en este deporte y en su promoción en todos los medios de comunicación. El FT alcanzó su máximo apogeo cuando se firmó un gran contrato de TV con el Wide World of Sports gracias al cual, se podían ver todas las carreras por televisión en todo el territorio estadounidense.

La época Dorada

La época dorada

En los años 70 y 80 el Dirt Track gozó de gran popularidad

El declive

Ya con el formato actual en el que se compite solo en circuitos de tierra, empezaron a llegar al campeonato americano los considerados mejores pilotos de DT. Entre los años 70 y 80, pasaron por el campeonato AMA Kenny Roberts, Jay, Springsteen, Scott Parker o Bubba Showe por citar algunos.

Esto dio lugar a que muchos de estos pilotos preparados en el DT, pasaran al campeonato del mundo de motociclismo de 500cc, despuntando en este y quitándole atención y popularidad a las carreras de FT. Este descenso de popularidad continuó durante los siguientes veinte años.

"King" Kenny Roberts En Acción

"King" Kenny Roberts en acción

También apodado “el marciano” por su peculiar estilo de pilotaje

¿Y en España?

Las carreras de FT han ganado en los últimos años la popularidad que no consiguió en las décadas de los 80 y 90 cuando se intentaron introducir por primera vez en nuestro país, y esto se debe a una serie de razones que hizo de este deporte algo diferente a los demás. Las carreras de FT tienen una atmósfera propia, es uno de los deportes de motor más económicos, tanto por el bajo coste de las instalaciones como por la poca preparación necesaria en las motocicletas.

También los pilotos de velocidad han optado por este formato de pistas y motos para mejorar su preparación en temas de derrapaje, por ser más barato y tener menor riesgo de lesiones que el motocross o el supermotard. En los últimos años se han prodigado algunas carreras de DT en las que participan pilotos propios de la especialidad junto a pilotos profesionales del mundo de las carreras de velocidad, lo que ha contribuido a aumentar la popularidad del FT en España.

Marc Márquez

Marc Márquez

Uno de los pilotos que está contribuyendo a aumentar la popularidad del Flat Track en España

Otros países

Otro lugar donde hay mucha tradición de DT es en Australia, la segunda potencia del mundo en carreras de FT. Este país tiene restricciones de edad para pilotar motos de velocidad mayores que en otros países, con lo que muchos jóvenes empiezan en categorías de FT, algunos ejemplos de estos son Wayne Gardner, Eddie Lawson, Mick Doohan o Casey Stoner.

Existen otros países en los que el DT también está muy arraigado con competiciones estables como Canada, Argentina o Reino Unido.

¿Veremos dentro de poco el renacer de las carreras de Flat Track?

Volver arriba