Saltear al contenido principal

Conocemos a Ferrán Sastre, piloto del Kawasaki Noyes Camp

Conocemos A Ferrán Sastre, Piloto Del Kawasaki Noyes Camp

Conocemos hoy un poco mejor a una de las promesas del Dirt Track nacional, Ferrán Sastre, piloto del Kawasaki Noyes Camp.

Ferrán Sastre Martínez nació hace 17 años en la localidad barcelonesa de Castellbisbal. Empezó despuntando en pruebas de Supermotard hasta que descubrió el Dirt Track en el Noyes Camp.

Actualmente forma parte del Kawasaki Noyes Camp a las ordenes de Kenny Noyes. Además también ejerce de monitor en las instalaciones que Kenny tiene en Motorland.

Este año está despuntando en la Copa Rodi y también ha comenzado con muy buen pie su andadura en la Copa de España de Flat Track. Ferrán es el actual líder de la categoría Rookies después de disputar las dos primeras carreras del campeonato. 

Esto es lo que nos ha contado:

Entrevista con Ferrán Sastre, piloto del Kawasaki Noyes Camp

Pregunta: ¿Qué sensaciones tienes después del doblete en la primera ronda de la Copa de España de Flat Track?

Ferrán Sastre: Pues con mucha confianza. Sé que esto puede acabar bien, hay que seguir trabajando para que todo siga así. Seguir haciendo lo que hemos hecho y disfrutar encima de la moto.

P: Llevas dos carreras de la Copa Rodi en el podio. ¿Te ves luchando por la victoria en las próximas?

F.S.: Sí que puedo hacerlo, aunque el circuito que viene ahora no me transmite buenas sensaciones, es un poco difícil, no tiene nada de especial pero es un poco raro el circuito de L’Albi. Pero si hacemos una buena salida y estamos ahí yo creo que podemos ganar o por lo menos luchar por el podio.

P: ¿Porque elegiste el Dirt Track? ¿Es un paso lógico el paso del Supermotard al Dirt Track?

F.S.: Dejé el Supermotard porque dependía mucho de la gente que había en pista para pasármelo bien. Era un poco raro porque dependiendo del día, aunque fuera un circuito espectacular como el de Alcarrás que tiene los saltos asfaltados, pero si no había gente con la que corriera que me llevara bien, no me lo pasaba bien.

Sin embargo en Dirt Track aunque esté yo solo en un circuito es otro estilo, me gusta derrapar (risas). No sé lo que es pero me gusta.

P: El año pasado te quedaste cerca de clasificarse para el Superprestigio de Barcelona ¿crees que te veremos allí este año?

F.S.: Sí. Si no es a través de la Copa Rodi será a través del Campeonato de España. Supongo que sí porque las cosas están yendo bien, estamos siendo constantes.

En la Copa Rodi intentaremos estar lo más adelante posible y mi objetivo final de año es el Superprestigio, pero los resultados los quiero ver en la Copa de España.

Recuperando fuerzas

Recuperando fuerzas. Foto: Nidori Media

P: ¿Cómo te hiciste monitor del Noyes Camp? ¿Cómo llegaste a trabajar con ellos?

F.S.: Todo comenzó conociendo a Kenny y yendo a sus cursillos como alumno. Él me empezó a enseñar y me empezó a gustar, luego me llamó para el Superprestigio el primer año le dije que sí, por supuesto.

El segundo año entré en el Superprestigio por unas pruebas que hizo con las KLX140 y al año siguiente me llamó y me dijo “oye ¿quieres venirte y hacer de monitor con nuestras motos?” y le pregunté ¿voy a poder montar en moto? y me dijo que sí, así que le dije que entonces claro y aquí estoy.

P: Según se dice, cuando te acostumbras a rodar a ritmo de monitor enseñando a personas que no son pilotos profesionales o semi-profesionales se pierden décimas para competición ¿qué opinas de eso?

F.S.: Lo bueno es combinarlo. Puedes hacer un par de vueltas al ritmo de los alumnos que tienes allí pero no va bien estar una tanda entera rodando a su ritmo. Hay que alternar, hacer un par de vueltas rápidas para mentalizarte de los puntos que tienes buenos y mantener tu estilo, porque si no, acabas yendo al paso de los alumnos.

Eso es más o menos lo que hago, doy un par de vueltas rápidas para refrescar la memoria y ver cómo está el circuito.

P: ¿Incluso te puede valer para perfeccionar la técnica?

F.S.: Sí. A veces viendo los fallos que hacen otros o las cosas buenas que hacen, porque algunas veces ves a algunos que vienen del motocross y casi no tiran la pierna y tumban mucho la moto, puedes aprender cosas de ellos también. Va bien para todo, porque puedes aprender de las cosas buenas que hacen o de sus fallos.

P: Entonces ¿el Supermotard lo has dejado por completo? ¿Has pensado alguna vez volver a competir o volver a subirte una moto de Supermotard?

F.S.: A competir no. Algunas veces si me entran ganas de ponerme el mono y pedirle a alguien una moto y que me deje hacer un entreno. Como para competir no, pero sí que me gustaría volverlo a probar.

P: ¿Cómo te ayudó Kenny a desarrollarte como piloto?

F.S.: Pues como te he dicho antes, en esos cursillos hacer exactamente lo que me decía que hiciera.

Me acuerdo incluso una vez el segundo cursillo o algo así, que estábamos en un óvalo y después de hacer unas vueltas detrás suyo me dijo “lo haces bien pero tienes que tumbar más la moto” y tal como salí en la primera curva tumbe tanto la moto que me caí y Kenny me dijo “muy bien has tumbado mucho la moto”. Y ya está, con confianza y a aprender del maestro.

El maestro Kenny y el alumno Ferrán

El maestro Kenny y el alumno Ferrán. Foto: Nidori Media

P: ¿Qué rutina de entrenamiento sigues a nivel físico y con la moto? ¿Tienes algo especial o depende un poco del calendario?

F.S.: Con la moto es sencillamente disfrutar, ir rápido y con confianza. Da igual cómo esté el circuito, solo intentar ir rápido con las condiciones que sea. A nivel fuera de la moto no tengo una rutina establecida por qué no puedo seguirla.

Lo que sí  intento es ir al gimnasio, salir en bici o correr cada día y sobre todo después de un entreno fuerte, en las partes del cuerpo que me noto más cansado centrarme más en ellas para que en la carrera o en el siguiente entreno no tener esas molestias, eso es todo.

P: ¿Cuáles son tus puntos fuertes como piloto?

F.S.: Creo que tengo muy buena salida. La salida ya la probamos con el semáforo (N.d.R: En la Copa de España) y me gustó bastante. La valla de motocross también me gusta.

Yo creo que especialmente en los circuitos donde hay poco grip me muevo más fácil, porque al tener menos grip hay que ser un poco más suave y ese es mi estilo de pilotar.

P: ¿Qué es lo mejor de la Kawasaki KX450F? ¿Cuál es el punto fuerte respecto al resto de las motos de la parrilla?

F.S.: Creo que es una moto que se adapta a todo tipo de pilotos. Yo que tengo un estilo muy fino, no fuerzo demasiado para no ir mucho al límite y me va muy bien esta moto.

En cambio viendo a otros pilotos que también la llevan, como Oliver Bradley qué es un estilo mucho más agresivo, y la moto le responde perfectamente. Esta moto es impresionante, creo que es una moto que se adapta muy bien al piloto.

También tiene una potencia increíble y con cuatro ajustes que le hemos hecho tenemos una moto muy buena, muy bien preparada y que está el nivel de todas las otras e incluso las supera.

Sastre en su Kawasaki KX450F

Sastre en su Kawasaki KX450F. Foto: Noyes Camp

P: ¿Que te ves haciendo en cinco o diez años? ¿Te ves viviendo del motociclismo?

F.S.: No lo sé la verdad. A mí me gustaría por supuesto vivir de esto, pero no le veo mucho futuro aquí en España. O sea que si de verdad llego a un nivel que puedo vivir de esto sé que tendré que irme de aquí de España, no sé si a EEUU o hacer un Mundial pero no lo sé.

No lo he pensado mucho, ya veré cuando llegue y me lo plantearé, pero sí que me gustaría hacerlo. Si puede ser haciendo Dirt Track creo que mejor, porque otras cosas no me veo haciendo de momento. Así que seguir haciendo esto el tiempo que pueda, divirtiéndome, y si puedo vivir de esto pues fenomenal.

Nuestros agradecimientos a Cristian Ramón Marín (responsable de prensa del Noyes Camp), al Noyes Camp, a Kenny Noyes y al propio Ferrán por su simpatía y profesionalidad al atendernos.

 

Volver arriba