Saltear al contenido principal

Ferran Sastre y Gerard Bailo se codean con Valentino Rossi en su MotoRanch

Ferran Sastre Y Gerard Bailo Se Codean Con Valentino Rossi En Su MotoRanch

Los pilotos del Noyes Camp entrenaron en Tavullia (Italia) junto al piloto de MotoGP y los miembros de la VR46 Riders Academy.

Ferran Sastre y Gerard Bailo, pilotos del Noyes Camp, se han convertido en los primeros especialistas de flat track españoles que visitan el MotoRanch VR46 de Tavullia.

Noyes Camp y MotoRanch, pasión por en Dirt Track

Para apoyar el proyecto de Kenny Noyes y su escuela de pilotaje, Valentino Rossi decidió invitar a estos dos referentes europeos de la disciplina, que disfrutaron de un entrenamiento junto al mítico #46. Una jornada inolvidable con la que el Noyes Camp sigue ampliando las fronteras del flat track español.

La experiencia para los pilotos asesorados por Kenny Noyes fue muy enriquecedora gracias a todos los miembros de VR46, quienes han creado un proyecto perfecto para que sus pilotos alcancen el máximo nivel, de acuerdo con Sastre: “La clave es que nunca te aburres y que siempre puedes ir probando cosas, mejorando la puesta a punto de la moto y tus habilidades como piloto. Por muy rápido que seas, siempre puedes aprender de los demás. Aunque sea el mínimo detalle. Y eso marca la diferencia”.

Sastre y Bailo en MotoRanch Rossi Rancho

MotoRanch de Valentino Rossi. Foto: Camilla Fratesi

El Rancho de Valentino, su patio de recreo

Tanto Sastre como Bailo pudieron comprobar que ‘Vale’ cuenta con una técnica muy depurada a pesar de que el flat track no es su especialidad, una prueba del talento y la capacidad de trabajo que le han permitido ser uno de los pilotos más exitosos en la historia del Mundial del Motociclismo. “Es muy suave y técnico abriendo gas, pero también frenando y pasando por curva. Trabaja muchísimo encima de la moto y eso le permite ir muy rápido. Sabe cuándo debe adelantar, cuándo cerrar un hueco y cómo aprovechar muy bien cada metro de la pista”, explica Bailo.

De acuerdo con ‘Ferry’, la superficie con la que crearon la pista del MotoRanch es “la ideal para un TT” (circuito con curvas a derechas), y Bailo cree que es un trazado “muy divertido, pero también muy técnico”. “Tiene curvas lentas y rápidas, frenadas muy fuertes y otros puntos en los que hay que dejar correr la moto. Todo eso favorece los adelantamientos. La lucha es constante”.

Flat Track al estilo americano

Desde su creación, el MotoRanch se ha convertido en un lugar de inspiración y entrenamiento para pilotos de primer nivel, pero también en un referente mundialista porque ha permitido que muchos aficionados a la velocidad conozcan el flat track fuera de los Estados Unidos, el lugar de origen de esta disciplina. El Noyes Camp es uno de los firmes defensores del auténtico flat track americano en Europa, una filosofía que comparte con ‘The Doc’ y su MotoRanch. Kenny Noyes conquistó el título estadounidense de ProSingles en el año 2000 y, desde su academia de pilotaje, trabaja para fomentar el uso de los TT y de las llantas de 19”.

Kenny Noyes en el Superprestigio

Kenny Noyes en el Superprestigio de Barcelona

Ferran Sastre y Gerard Bailo, entre los mejores de Europa

Ferran ‘Smookie’ Sastre (Castellbisbal, 1998) es una referencia del flat track a nivel europeo. Tras competir en motocross y supermotard empezó a competir en esta disciplina de origen norteamericano junto a Kenny Noyes y pronto destacó por su regularidad, sus buenas salidas y su gran gestión de las carreras, armas que le han permitido pelear por el título en las principales competiciones españolas. Destaca su título nacional de la RFME Copa de España de Flat Track (categoría Rookies), así como el subcampeonato de la Copa Rodi de Dirt Track, también en 2016.

Ferran Sastre campeón de Españaa

Ferran Sastre campeón de España 2016 (Rookies)

Gerard Bailo (Tarragona, 1995) es uno de los flat trackers más exitosos de Europa. Su estilo espectacular y agresivo le ha acompañado durante una amplia trayectoria en la que ha conseguido numerosos éxitos, como un subcampeonato de la RFME Copa de España de Flat Track 2017 y el segundo puesto de la Copa Rodi de Dirt Track en ese mismo curso. También ostenta el privilegio de ser el primer especialista de dirt track español que gana una carrera en el Campeonato Británico de Dirt Track, donde ocupa la segunda posición de la general a falta de una prueba.

DTRA 2018 Greenfield Gerard Bailo

En UK ya conocen bien a Gerard Bailo

Entrevistas

Pregunta: ¿Cuál es el balance general de esta experiencia en el MotoRanch?

Gerard Bailo: Ha sido una experiencia inolvidable. Fue un día de esos en los que te das cuenta que cualquier detalle, por mínimo que sea, tanto fuera como dentro de la pista, es importantísimo para conseguir tu mejor rendimiento. Disfrutar encima de la moto y aprender al mismo tiempo es algo muy importante, y en el MotoRanch lo hice en un ambiente increíble. Todos los pilotos tenían el mismo objetivo: mejorar, dar el máximo en cada vuelta, estudiar todas las curvas, mejorar el set-up de la moto para bajar esa décima de segundo que todos buscamos siempre…

Ferran Sastre: La verdad es que no podría haber ido mejor. Es una experiencia de cuya importancia me estoy dando cuenta poco a poco.

P: ¿Con qué momento te quedas?

GB: ¡Con todos! [risas] Sobre todo, me quedaría con una cosa: poder compartir unas risas con una leyenda como Valentino mientras comentábamos las trazadas del circuito. Con él aprendes mucho en poco tiempo. También recuerdo muy bien la primera vez que entré a pista o la segunda vuelta, en la que me crucé con ‘Vale’. Ahí se te olvida prácticamente todo y no pude evitar que se me escapara una sonrisa bajo el casco, aunque la borré rápido para intentar seguirle, porque no es algo fácil.

FS: No podría quedarme con un solo momento. Todo fue genial. Si tengo que elegir, diría que me gustó muchísimo el buen ambiente. Además de la amabilidad del staff del MotoRanch, que nos hizo sentir como en casa, entre los pilotos existía un feeling especial. Como si fueran amigos de toda la vida. Hablar con Valentino por primera vez fue muy extraño, porque yo he sido fan desde que tengo memoria y me sorprendió que una persona de esta categoría me hablara con tanta cercanía. En ese momento me quedé sin palabras, pero es algo que recordaré toda mi vida.

Ferran Sastre en el MotoRanch de Rossi

Ferran Sastre disfrutando en el MotoRanch de Rossi. Foto: Camilla Fratesi

P: ¿Cuál fue tu primera impresión al ver el circuito y su entorno? ¿Lo esperabas así?

GB: La verdad es que era más grande de lo que imaginaba. Pudimos disfrutarlo desde el primer momento porque nos dejaron dar una vuelta en un scooter antiguo de Valentino. Nada más llegar, te das cuenta de que se respira un ambiente muy sano, aunque la competitividad es muy alta. De hecho, lo primero que hicieron fue darnos los transponders [risas].

FS: Había visto muchos vídeos y fotos del MotoRanch. Ya tenía idea muy cercana a la realidad, pero no esperaba dos cosas: la primera es que el circuito tiene un par de rectas que te hacen llegar muy rápido a la siguiente curva, y la segunda es que la superficie de la pista es impresionante. Aguanta mucho el grip en las frenadas y desliza en las curvas para permitirte girar la moto.

P: ¿Qué opinas sobre el trazado? ¿Era diferente a las superficies en las que sueles rodar?

GB: Es un trazado muy divertido y, a la vez, muy técnico. Tiene curvas lentas y rápidas, frenadas muy fuertes y otros puntos en los que hay que dejar correr la moto. Todo eso, unido a que es un circuito muy ancho, permite que haya trazadas muy distintas y favorece los adelantamientos. La lucha es constante y estás obligado a mantener la máxima concentración en cada momento. Es distinto a lo que estoy acostumbrado porque desliza muchísimo, pero también es cierto que, a medida que pasan las vueltas, aumenta el grip. Se va realmente rápido.

FS: No tiene nada que ver con los circuitos en los que suelo rodar. Sinceramente, creo que la tierra del MotoRanch es la superficie perfecta para hacer un TT. Además, hay un sector en bajada que en los vídeos se ve plano respecto a la realidad. ‘Vale’ y los pilotos de la Academy lo pasan derrapando como si nada, pero requiere una confianza con la moto y la pista que en un solo día de entrenos es difícil de conseguir.

Gerard Bailo en MotoRanch de Rossi

Rossi pudo comprobar el agresivo estilo de Bailo. Foto: Camilla Fratesi

P: El nivel de pilotaje era alto, ¿verdad?

GB: ¡Muchísimo! Desde el primer momento, todos los pilotos iban muy rápido. ¡Parecía Moto3! Si bajabas una décima subías muy rápido en la clasificación, y los tiempos bajaban vuelta tras vuelta. Me sentía obligado a dar el 101% todo el rato, y a pesar de todo no era suficiente. Todos tenían una técnica muy trabajada.
 
FS: El nivel era alto y la igualdad era increíble. Que un simple entreno esté tan disputado es síntoma de que los pilotos son capaces de mantener un ritmo muy alto desde las primeras vueltas. Creo que es consecuencia de su experiencia mundialista y que, al mismo tiempo, esta virtud les permite mantener una forma física y mental perfecta para competir en Moto3, Moto2 y MotoGP.

P: ¿Cómo viste a Valentino sobre la moto? ¿Qué destacarías sobre su pilotaje?

GB: Tiene un estilo de pilotaje muy perfeccionado. Es muy suave y técnico abriendo gas, pero también frenando y pasando por curva. Trabaja muchísimo encima de la moto y eso le permite ir muy rápido. Sabe cuándo debe adelantar, cuándo debe cerrar un hueco y aprovecha muy bien cada metro de la pista.
 
FS: Destacaría que su estilo es muy fluido y constante. Comete muy pocos errores y gana metros en cada curva.

Bailo y Sastre en MotoRanch de Rossi

Mucha competitividad en el Rancho. Foto: Camilla Fratesi

P: Como piloto, ¿cuál crees que es la clave de entrenar en un ambiente así? ¿Qué crees que puede aprender Valentino del resto de pilotos y viceversa?

GB: La clave está en el ambiente de superación y de risas. Te obliga a mejorar y a mantener la guardia. Cuando disputas una carrera como las del MotoRanch debes pensar encima de la moto: dónde adelantar, preparar la siguiente curva mientras cubres un hueco…
 
FS: La clave es que no te aburres y que siempre puedes ir probando cosas, mejorando la puesta a punto de la moto y tus habilidades como piloto. Por muy rápido que seas, siempre puedes aprender de los demás. Quizás Valentino no es el más rápido siempre, pero puede aprender del resto en todo momento porque practican sobre distintas superficies. Aunque sea el mínimo detalle. Y eso marca la diferencia.

P: ¿Cuál es tu mayor aprendizaje después de rodar con Valentino? ¿Qué consejos te dio?

GB: Sobre todo, que debes aprovechar cada metro de la pista para rascar unas milésimas y que es importante trabajar encima de la moto para buscar tracción, algo en lo que nos insiste mucho Kenny. Era imprescindible, sobre todo en una pista tan grande como la del MotoRanch. También que nunca puedes perder la sonrisa y la pasión con la que él hace las cosas, para no darte por vencido. Me dio algunos consejos para trazar mejor, salir más rápido de las curvas y utilizar bien las marchas.
 
FS: No tuve oportunidad de hablar mucho con él, pero solo con ver rodar a todos los pilotos mundialistas fue suficiente para mejorar en cada tanda sobre una pista totalmente nueva para mí.

Bailo en MotoRanch de Rossi

Una superficie y un trazado muy especiales. Foto: Camilla Fratesi

P: ¿Qué crees que ha supuesto el MotoRanch para el flat track? ¿Consideras que lo ha visibilizado en Europa?

GB: Para el flat track, el MotoRanch ha sido algo muy positivo, porque en Europa no estaba tan desarrollado y este tipo de iniciativas permiten que la gente se anime a probarlo. Ayuda a que el nivel de los pilotos y los campeonatos crezca; también contribuye a que los sponsors se involucren para hacer crecer el deporte. Y lo que le da aún más importancia es que sea una iniciativa de Valentino, el referente de la mayoría de pilotos y de mucha gente que no pilota, incluso. Que el flat track sea un sistema de entrenamiento para pilotos de velocidad, además de una disciplina espectacular, le da un enorme valor añadido.
 
FS: El MotoRanch ha creado una nueva vía para dar a conocer el flat track en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Creo que seguirá ayudando a que la disciplina crezca. Por lo que vi en el MotoRanch, todavía tenemos Valentino para años. Encima de la moto, sus 39 años se transforman en 29. Creo que es un piloto excepcional, con capacidad de adaptarse muy rápido a la pista y a nuevos estilos de conducción. Ha marcado una época.

P: ¿Qué opinas sobre la utilización de las llantas de 19”? ¿Es importante que se fomente en las competiciones europeas, como hizo Kenny en la RFME Copa de España de Flat Track? ¿Por qué?

GB: Creo que utilizar llantas de 19” es el camino a seguir. En American Flat Track se compite con llantas de 19” y, si algún día aspiras a competir en Estados Unidos, es imprescindible que hayas competido con ellas previamente. Fomentar su uso es más importante de lo que parece. Si las metas están más lejos y son más exigentes, los flat trackers europeos seremos mejores y estaremos más preparados.

FS: Es importante que se fomente el flat track a todos los niveles y para todo el mundo, pero también creo que las categorías más profesionales deberían estar enfocadas hacia la filosofía de American Flat Track. Es decir: deberían ser lo más parecidas posible a ese campeonato, porque la meta de un piloto de flat track en Europa es llegar, algún día, a correr en Estados Unidos.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba