Saltear al contenido principal

Motor & Mountain y Dirt Track Madrid ya derrapan juntos

Motor & Mountain Y Dirt Track Madrid Ya Derrapan Juntos

La primera asociación entre los organizadores del Motor & Mountain y Dirt Track Madrid ha sido un éxito total. Un gran curso donde los participantes se lo pasaron en grande.

El pasado sábado 17 de febrero, se llevó a cabo un curso en San Martín de la Vega (Madrid) muy especial. La primera asociación entre el Motor & Mountain y Dirt Track Madrid, con la colaboración de Juanjo Olcina de +Gas Motos.

Curso Motor Mountain Dirt Track Madrid febrero

Juanjo nos demostró como derrapar con seguridad

Motor & Mountain también apuesta por el Dirt Track

La organización del Motor & Mountain, incluirá en la segunda edición de este festival, que se disputará a principios de julio el Dirt Track como uno de sus platos principales. En la pista que se tiene previsto construir para la ocasión, se impartirán cursos para aprender o mejorar el manejo de una moto de Flat Track de la manera más segura y divertida.

Los encargados de enseñar los secretos de las derrapadas, serán los monitores de Dirt Track Madrid. La empresa madrileña llegará a Riaño con más de un año y medio de experiencia en estos menesteres y a buen seguro que dejará muy contentos a todos los que realicen este curso.

Además, Juanjo Olcina trabajará mano a mano con Dirt Track Madrid en la realización del circuito y la preparación de los cursos, toda una garantía de éxito.

Curso Motor Mountain Dirt Track Madrid febrero

Mucho progreso a lo largo del día

Motor & Mountain y Dirt Track Madrid derrapan juntos

Como toma de contacto, el sábado pasado una docena de aficionados leoneses y asturianos, pasaron por las instalaciones que gestiona Dirt Track Madrid en San Martín de la Vega (Madrid). Un complejo que cuenta con dos óvalos y un circuito de TT para poder realizar los cursos y rodadas en las mejores condiciones.

Además y como aliciente, Juanjo Olcina aportó toda su experiencia asesorando y enseñando a los cursillistas, como mejorar su pilotaje en un óvalo de tierra. También el tiempo acompañó a todos los que allí estuvimos, con unas temperaturas ideales para derrapar durante toda la mañana.

Como no podía ser de otra forma, el día resultó un auténtico éxito, todo el mundo se lo pasó en grande y el nivel mostrado al final del día por los participantes en el curso, dejaba claro que los consejos de Juanjo y las enseñanzas de Dirt Track Madrid fueron acertadas en todo momento.

Curso Motor Mountain Dirt Track Madrid febrero

Juanjo Olcina compartió sus conocimientos con los cursillistas

Como fue el curso de iniciación de Dirt Track Madrid

Comenzaba el curso algo después de las 10 de la mañana con un briefing previo a unos estiramientos para ponerse a tono. Para acostumbrarse a la pista y las sensaciones sobre las Yamaha SR250 del cursillo, los alumnos estuvieron realizando diversos ejercicios con conos, aprendiendo las reacciones de las motos y controlando las pequeñas derrapadas de la rueda trasera.

Curso Motor Mountain Dirt Track Madrid febrero

Los primeros ejercicios son básicos para coger confianza

Primera toma de contacto

Después de unos cuantos ejercicios y habiendo aprendido los fundamentos básicos, todos los pilotos empezaron a realizar tandas en el óvalo pequeño, aprendiendo con bastante soltura la entrada, paso por curva y salida de la misma, controlando poco a poco las derrapadas sobre tierra.

A pesar de algunos revolcones, todos los asistentes mostraban un progreso continuo, corregidos y aconsejados en todo momento por los monitores de Dirt Track Madrid y Juanjo Olcina.

Debido a las últimas lluvias y nevadas caídas en la capital en las semanas previas, este óvalo estaba algo blando y con el continuo paso de las motos empezaba romperse y bachearse, llegaba el momento de pasar a la pista grande, el óvalo de 1/5 de milla, el momento de la verdad.

Curso Motor Mountain Dirt Track Madrid febrero

A medida que avanzaba el día, los participantes mejoraban la técnica

Momento de darlo todo

Quedaba claro que estos chicos de León y Asturias habían venido a Madrid a darlo todo. Las tandas en el óvalo grande se sucedían sin parar y apenas se les podía convencer de que se tomaran descansos. El aumento de nivel después de varias horas de práctica era más que evidente.

Los titubeos de las primeras tandas dejaban paso a derrapes controlados en las entradas de la curva y deslizamientos laterales en aceleración, que mostraban un claro progreso de todos los participantes. Las caras de satisfacción de los pilotos cada vez que se quitaban el casco, no dejaba lugar a dudas de lo bien que se lo estaban pasando.

Curso Motor Mountain Dirt Track Madrid febrero

Hubo grandes piques en la pista

Gran nivel en Madrid

Por supuesto pudimos ver buenos piques en la pista, algunos adelantamientos de un nivel ya más que aceptable, buenas cruzadas, algunas caídas sin consecuencias y muy buen rollo entre todos los asistentes.

Incluso Juanjo Olcina también se animó a rodar sobre una de las IMR de Dirt Track Madrid (reportaje IMR) y tuvimos ocasión de comprobar como el que tuvo, retuvo. Nos deleitó con algunas grandes derrapadas que nos dejaron asombrados a los presentes.

Poco después de las 15 horas, el curso se daba por finalizado. Últimas fotos, entrega de diplomas y regalos, muchas risas y la firme intención por parte de todos de repetir esta experiencia más pronto que tarde.

Puedes ver una completa recopilación de fotos en este enlace.

Curso Motor Mountain Dirt Track Madrid febrero

Un gran día el vivido con Dirt Track Madrid

DirtTrackmoto

Quien estuviera el sábado en San Martín de la Vega, no tendría ninguna duda de que lo recomendable que es realizar un curso de este tipo. El aumento de nivel de los cursillistas, lo bien que se lo pasaron y la diferencia en el control de sus máquinas al término de la jornada, hacen que sea una experiencia no solamente aconsejable sino casi necesaria.

Ya estamos deseando que llegue julio para poder disfrutar del Motor & Mountain 2018, donde está más que claro que el Dirt Track va a ser uno de los platos principales.


Volver arriba